lunes, 29 de febrero de 2016

DE LAS EFEMÉRIDES DE FEBRERO

Tal día como hoy, el 29 de febrero de 2016,  fecha en la que no hay, hasta el día de ahora, ninguna efemérides representativa, voy a aprovechar para mostrar las dos efemérides que más se repiten en este mes a lo largo del tiempo: la celebración de la Candelaria y el edicto de eliminar gorriones.
















Desarrollo de la Efemérides:
a) La festividad de la Purificación de Nuestra Señora, “La Candelaria”, fue desde tiempos inmemoriales una fiesta institucional del Ayuntamiento de Los Villares, ya de principios del siglo XVIII, existe documentación que lo acredita.
El Ayuntamiento en pleno, con sus insignias, solía asistir a la misa solemne donde ocupaba un sitial, y a la posterior  procesión con la imagen de la Virgen del Rosario. El Ayuntamiento solía costear los derechos parroquiales, los gastos del predicador que solía venir desde Jaén para el sermón de ese día, la cera de la fiesta y procesión, generalmente velas labradas y una gran torta que se repartía entre los niños y asistentes. Esta tradición institucional, se mantendría en Los Villares hasta bien avanzado el siglo XX.



TAMBIÉN DURANTE ESTE MES….Era habitual que el Concejo de Los Villares publicara  el Edicto de la caza de gorriones, característico del mes de enero, pero sobre todo del mes de febrero, tenía por finalidad controlar la población de gorriones para proteger los sembrados del término. Era un trabajo comunitario consistente en que cada vecino debía presentar en el Ayuntamiento, en el plazo de uno dos meses –marzo y abril-  seis cabezas de gorrión, que serán entregadas a uno de los regidores encargado de dicho control. La sanción al vecino que no cumplía esta norma, se le sancionaba con seis reales. El Edicto se fijaba en la esquina de la iglesia con la calle Sacristía y en la esquina de la calle de la Tercia con la plaza de la Fuente.




domingo, 28 de febrero de 2016

DEL CONTROL DE LAS AGUAS DEL MOLINO HARINERO EN 1851

Tal día como hoy, el 28 de febrero de 1.851, el Ayuntamiento de Los Villares, nombraba dos Inspectores o Comisarios para que controlasen tanto las irregularidades que se diesen en el molino de propios, como en el buen uso de las aguas dedicadas al riego.


















Desarrollo de la efemérides:
Reunidos en Cabildo en sus Salas Capitulares, los Señores D. José de los Santos Gutiérrez, Alcalde Presidente D. Fausto Herrador, Teniente de Alcalde, D. Juan Pablo Caballero, D. Pedro de Luque, D. Julián Herrador, D. Juan de Luna y D. Apolonio Nieto, Regidores, personas que componen el Ayuntamiento Constitucional de ella, se pasó a estudiar una escrito de D. Plácido  de Campos, arrendatario del Molino Harinero de Propios, en el que se queja de no cumplirse las condiciones estipuladas en la subasta, tanto en el suministro del agua necesaria como en cuanto a los arreglos que se necesitan hacer  a lo largo del año en dicho molino harinero.

La Corporación declaró, que estas condiciones no deben ser gravosas al citado Caudal de Propios, ni al arrendatario, así como al uso posterior de las aguas para el riego. Acordó nombrar, bajo el título de Inspectores o Comisarios del agua, a D. José de Luna, Regidor y D. Tomás de Cruz, propietario, para que semanal o mensualmente reconozcan el caz, presa, casa de molino, canales y cuanto tenga relación con el artefacto a fin de  que no puedan juntarse arreglos que pasen de cien reales (obligación del arrendatario) y en perjuicio de los fondos públicos quedando dichos comisionados encargados además en el buen uso y distribución de las aguas dedicadas al riego, dando conocimiento a la Corporación o al Alcalde de las faltas que notasen para remediarlas oportunamente.




TAMBIÉN ESTE DÍA…En 1868: El Ayuntamiento de Los Villares, que presidía D. Apolonio Anguita concedía a D. Juan Alcalde Gómez el establecimiento de una escuela pública para niños con la asignación anual de 156 escudos.

sábado, 27 de febrero de 2016

DE ARREGLOS DEL CONCEJO EN 1759

Tal día como hoy, el 27 de febrero de 1759, el Concejo de Los Villares, acordaba el  arreglo del molino harinero y abonaba el arreglo de las Cruces del Calvario para la Semana Santa de este año.

Estación del Viacrucis




















Desarrollo de la Efemérides:
En Los Villares el 27 de febrero de 1759, los señores Juan Esteban García y Juan Alfonso Malo de Molina, Alcaldes Ordinarios; Juan de Morales y Francisco García de Mena, Regidores, personas que componían el Concejo, Justicia y Regimiento de ella, reunidos en Cabildo acordaron que por Juan de Morales, Mayordomo de Propios y Rentas del Concejo se abonen los 26 reales y 5 maravedíes que se han gastado en arreglar las cruces del Calvario de la Villa por estar maltratadas por el tiempo y algo hundidas, las que se hicieron de piedra y barro para cuando fuera la Vía Sacra de este año.
Antiguo Molina del Rey
Molino de propios del Concejo
Así mismo, ante las quejas presentadas por Juan Francisco de la Peña, arrendador del molino harinero de esta villa, propio de dicho concejo, diciendo que del rodezno se hallan las llaves muy gastadas de suerte que no muele con la mayor violencia por dicha causa y ser antiguo, por lo que se le origina grandes pérdidas tanto para él como para los vecinos que llevan sus granos, acordaron se haga un rodezno nuevo y arreglado con los demás pertrechos que necesite y no se perjudique ni arrendador, ni a los que llevan el grano a moler y que de dicho rodezno se haga cargo Vicente de Raya, maestro aladrero de la ciudad de Jaén para cuyo trabajo y madera que necesite  lo pague y satisfaga Juan Morales Mayordomo de propios a quien se le despache libramiento en la cantidad que cueste dicha obra.


*El Calvario, lugar donde acababa la Vía Sacra (Víacrucis), y que coronaba tres cruces, se encontraba situado en el lugar conocido hoy como los Tejares. En este caso observamos se habla por primera vez de unas cruces de piedra. Hasta este momento siempre se hablado de cruces de madera. La estación de Viacrucis o Vía Sacra, partía de la iglesia y  pasando por la calle de Jaén (hoy Arroyo), Callejones (hoy Solana), del Arcediano (hoy Jardín), bajaba por el camino del calvario, después calle Estación  (hoy de la Tercia), cruzaba el pontón del Vadillo y subía a este lugar elevado de los Tejares, donde se situaba el Calvario.



TAMBIÉN ESTE DÍA…En 1857: El Ayuntamiento de Los Villares, presidido por D. José del Alcalde y Cuberos, concedía la plaza de Cirujano público de la villa a D. Andrés Ortiz vecino de Jaén considerándola procedente en conocimientos y capacidad para el desempeño de este destino.

viernes, 26 de febrero de 2016

DE LA MATRÍCULA INDUSTRIAL DE LOS VILLARES EN 1856


Un 26 de febrero de 1.856, la Administración de Hacienda Pública de la provincia, comunicaba a D. José del Alcalde Cuberos, Alcalde de Los Villares,  la aprobación de la Matrícula de Industria del Municipio para el presente año.





Posada
















La Matrícula de Industria de Los Villares en el año de 1856 comprendía:

TIENDAS DE FAJAS, SEDA, LANAS Y OTROS (3):
Lázaro García, en calle Arroyo; José Domingo Gómez Malo de Molina, en calle Llana y José Moreno Siles, en calle Arco.
TIENDAS DE QUINCALLA (1):
Juan Salmerón, en calle La Tercia.
TIENDAS DE ABACERÍA (3):
Antero Negrillo, en la calle Sacristía; Rafael Cubero, en la calle Arroyo y José Espejo, en la calle la Tercia.
HERRADORES (1):
Francisco Zoilo Gómez Malo de Molina, en la Plaza.
CARNICERÍAS (2):
Juan Serrano, en calle Llana y la de Antonio Liébanas en la calle Zurradero.
PUESTOS DE FRUTA (3):
En la calle Arroyo todos, Juan Jiménez Vega, Domingo Ramón Martos y Juan Jiménez García.
CARPINTERÍAS (4):
José Desposorio Espejo, en la calle Moraleda; Antonio Uceda, en la calle la Tercia; Juan Ramírez, en la calle Estación y José Maximiliano Molina en la calle Molino.
ZAPATEROS (4):
José García, en calle Toril; Francisco Madrigal, en la Plaza; Fco. Javier Guerrero, en calle Solana y Ramón García en la calle Zurradero.
BARBEROS (3):
Molino harinero
Dionisio Tejerizo, en la calle Molino; Manuel García, en la calle Arroyo y Eufrasio Pérez, en la calle la Tercia.
HORNOS DE PAN (3):
Mª Úrsula del Alcalde, en la calle Hornos; Mª Dolores Viveros, en la calle Llana y Vicente de Martos en la calle Toril.
MERCADER AMBULANTE (1):
Francisco Peregrino, en la calle la Tercia.
ARRENDADOR DE PESAS Y MEDIDAS (1):
Francisco Ruiz Espinosa, Mesón/Posada de la Fuente.
FÁBRICAS DE JABÓN BLANDO (de 10 arrobas de cavidad) (2):
Manuel Gómez Malo de Molina, en la calle Estación y Juan José Fernández, en la calle la Tercia.
FÁBRICAS DE LADRILLOS Y TEJAS (2):Manuel Gutiérrez García, en los Tejares y José Gutiérrez García, en los Tejares.
MOLINOS  HARINEROS (con dos piedras cada uno).
Molino de Propios de esta Villa (Molino de Rey); en el paraje conocido como “los Molinos”, en el Río Frío, Genero Anguita, Mª Úrsula del Alcalde y  Juan Fernández; En las Cimbras, Pedro del Trigo.

Molino aceitero


MOLINOS ACEITEROS (12):
Con cuatro vigas: Plácido de Campos, en la calle Molino.
Con dos vigas: José de los Santos Gutiérrez, en la calle Arroyo; Pedro del Trigo, en la calle Arroyo; Ignacio Bonilla, en la calle Solana; Luis Molina, en la calle Zurradero; Juan de Dios Muñiz, en la casería del Plantío; Florencio García Rubio, en la casería de Río Frío y Francisco de Paula Coello, en casería Majada del Sol.
Con una viga: Juan Caballero Moreno, en el Cerro del Pino.
Con dos prensasJosé del Alcalde Cubero, en la calle Solana y Antonio Mª Guijosa Díaz, en la casería del río Eliche.
Con una prensa: Diego Fernández de Moya, en la casería de la Venta.




TAMBIÉN ESTE DÍA…En 1930: Cesaba como Alcalde de Los Villares Don Electo Montón Esteve y era nombrado  nuevo Alcalde Don Antonio Cabrera Aguayo, tras la votación del Pleno Municipal donde obtuvo la mayoría con 8 votos a favor y un voto en blanco.
*Don Electo Montón Esteve fue alcalde de Los Villares entre el 23 de febrero de 1927 y el 26 de febrero de 1930.
*Don Antonio Cabrera Aguayo fue alcalde de Los Villares entre el 26 de febrero de 1930 y el 15 de abril de 1931, en que se proclama el primer ayuntamiento republicano.






jueves, 25 de febrero de 2016

DE LA ESCASEZ DE PAN EN LOS VILLARES EN 1773.

Tal día como hoy, el 25 de febrero de 1773, el Concejo de Los Villares, ante las quejas de los vecinos por la escasez de pan en la villa, insuficiente para el abasto de la población, se reunía en Cabildo y nombraba como Comisionados del abasto del pan, para resolver el problema de abastecimiento a los Diputados Tomás del Alcalde y D. Pedro Barragán.




















Desarrollo de la Efemérides:
En la villa de Los Villares el 25 días del mes de febrero de 1773, los Señores Juan Ambrosio Cobo y Juan Patricio de Molina, Alcaldes Ordinarios; Manuel del Alcalde y Antonio Anguita, Regidores; Don Tomás del Alcalde y Don Pedro Barragán, diputados; Don Cristóbal García, Síndico Procurador y Don Andrés García, Síndico Personero, personas que componen el Concejo, Justicia y Regimiento de ella, reunidos en Cabildo, ante la escasez en el abasto  del pan para el consumo por la falta de trigo que hay en la villa por hallarse a un precio muy elevado, motivo de la escasez, y las continuas quejas de los vecinos,  acordaron nombrar  por comisionados para el referido abasto del pan, a Tomás del Alcalde y D. Pedro Antonio de Barragán, a quienes dichos Señores del Concejo dieron la facultad que se requiere como tales Comisionados para que en cuanto corresponda y pertenezca al bien público en el citado abasto, dispongan y determinen como tengan  por conveniente, subiendo o bajando los precios según el tiempo diere y los valores del trigo, sin que suponga pérdida a los vecinos y a los panaderos que lo amasan y venden.
Estudiada la situación, determinaron que estando el pan a seis cuartos y no poderlo costear los panaderos por estar el precio del trigo a treinta y ocho reales la fanega, se le suba un chavo (moneda de cobre de poco valor) a cada pan y que el Alguacil Mayor, lo comunique de inmediato a los panaderos para que les conste.



TAMBIÉN ESTE DÍA…En 1918: El Ayuntamiento de Los Villares que presidía el alcalde D. Manuel Chamorro Campos, designaba talladores a Pedro Siles Delgado y Gregorio Mena Hidalgo y a los médicos D. Manuel Campos Araque y D. Agustín Trujillo Guirado, Peritos para que reconozcan, clasifiquen y hagan la declaración  de soldados a los mozos de reemplazo, vacunándolos en el mismo acto. Por dicho reconocimiento los mozos del reemplazo deberán pagar una peseta y veinticinco céntimos a no ser que se tratara de una persona considerada pobre de solemnidad.



miércoles, 24 de febrero de 2016

DEL NOMBRAMIENTO DEL RESPONSABLE DE POLICÍA Y DEL ALCALDE DE LA REAL CÁRCEL EN 1833

Tal día como hoy un 24 de febrero de 1833, el Concejo de Los Villares, nombraba a los vecinos que debían desempeñar los empleos de Administrador del ramo de Policía y Alcalde de la Real Cárcel de la villa en las personas de Francisco Rodríguez y Blas de la Rubia, respectivamente.


















Desarrollo de la Efemérides:

En la villa de Los Villares, un 24 de febrero de 1833, reunidos los Señores del Ayuntamiento en su Sala Capitular y enterados de que el Secretario no puede a la vez personalmente desempeñar los negocios de la Secretaría de Ayuntamiento y del ramo de Policía acordó que para todos los negocios del ramo de policía pueda como Secretario interino desempeñarlos Don Francisco Rodríguez, de esta vecindad de cuya elección se dé conocimiento al Subdelegado de la Provincia.
Así mismo acordaron que supuesto vive en la casa cárcel Blas de la Rubia de esta vecindad y estando libre el empleo Alcalde de la Real Cárcel, lo desempeñe desde el día de la fecha bajo la responsabilidad de su persona y bienes, a cuyo fin se le encargue los presos, prisiones, y demás de dicho establecimiento y perciba los emolumentos que le corresponden por dicho destino.




TAMBIÉN ESTE DÍA…En 1860: Por el Señor Síndico del Ayuntamiento, se hizo presente que por el temporal de nieves e hielos que estamos sufriendo hasta el día de ayer, se nota la quema de la mayor parte de los olivos del término y por lo que parece segura la pérdida de la cosecha sino también la destrucción de gran parte del arbolado y como esa calamidad se encuentra comprendida en el capítulo 9º del Real Decreto de 23 de mayo de 1.849, enterada la Corporación se establece la reclamación oportuna para  obtener el perdón de las contribuciones que sean procedentes.

martes, 23 de febrero de 2016

DE LOS GASTOS DE LA CANDELARIA EN 1741

Tal día como hoy, un 23 de febrero de 1741, el Concejo de Los Villares libraba en el Mayordomo de Propios y Rentas, Francisco Esteban García, la cantidad de 260 reales de vellón que se habían gastado en la recepción y fiesta que este Concejo celebra el día 2 de febrero, día de la Purificación de nuestra Señora y en los derechos parroquiales; bendición, sermón, procesión, torta, cera que se da a los eclesiásticos y ministros de la Iglesia.























*La fiesta de la Purificación de la Virgen, la "Candelaria", ha sido fiesta institucional del Ayuntamiento de  Los Villares, de finales del siglo XVII, anterior incluso a que se institucionalizarse la festividad la festividad del Corpus. En ella la Corporación municipal, con sus insignias, participaba en pleno de la misa solemne que contaba de predicador venido de Jaén y de la procesión con la imagen de la Virgen del Rosario. Solía multarse al concejal que sin justificación no participaba. Todos los gastos corría a cargo del Caudal de Rentas del Concejo. Ya desde los inicios existía la costumbre de repartir una torta entre los niños asistentes a la fiesta,



TAMBIÉN ESTE DÍA…En 1927: Se constituía la nueva Corporación Municipal de Los Villares tras el cese de la anterior presidida por D. José Luis Alcalde Molina. Tras la votación de los nuevos concejales, es nombrado nuevo Alcalde de Los Villares: D. Electo Montón Esteve.

lunes, 22 de febrero de 2016

DE LA CONSTRUCCIÓN DE LA NUEVA CASA AYUNTAMIENTO EN 1769

Tal día como hoy, un  22 de febrero de 1769 el Concejo de Los Villares, acordaba iniciar los trámites para la construcción de la nueva Casa Ayuntamiento, en los solares de la plaza de la villa, comprados al convento de la Merced de Jaén, en marzo del año de 1767.




















Desarrollo de la Efemérides:
En el año 1767, el Concejo de Los Villares, había comprado al convento de la Merced de Jaén unas casas en ruina, que el convento tenía en plaza del pueblo, con el fin de construir en sus solares unas Casa Capitulares de las que carecía  el pueblo. En la Villa, en aquellos momentos, no había Carnicería, ni Cárcel, ni Corral de Concejo, ni Puesto público para las demás especies de Vino, Vinagre, Jabón y Aceite, ni granero para encerrar los granos que producen las tierras de dichos Propios; ello suponía tener que arrendar dichos espacios. Así, por ciento cincuenta reales se arrendaba cada año casa para Sala de Casa Capitular donde se junta el Ayuntamiento; setenta y siete reales se pagaba por el del granero donde se encierran dichos granos, además del consiguiente los demás gastos y perjuicios por la falta de las demás oficinas públicas.

El 22 de febrero de 1769, el Síndico personero, Juan Garrido explicaba a sus compañeros de Corporación, a saber, Juan de Gámez, Juan García de Mena, Alcaldes Ordinarios;  Juan de Arroyo y Manuel de Molina, Regidores; Agustín Fernández, Diputado de Abastos, que habitualmente había sobrante anual del Caudal de Propios, por lo que creía había llegado el momento de solicitar del Real y Supremo Consejo de Castilla licencia para la construcción de las Casas Capitulares.

Acordada por la Corporación dicha proposición, se ordenó que por el escribano se  escribiera carta a Alonso Pulido, Maestro de Albañilería y Alcalde del Juzgado de Alarifes de la ciudad de Jaén para que pasara a Los Villares, viera y reconociera el enunciado sitio y si lo consideraba apropiado para los expresados fines, tasase y formase planta de costos y figura que tendrán dichas oficinas públicas declarando bajo de juramento lo que se le ofreciere y pareciere poner a su vista, para con el testimonio de este acuerdo acudir a la superioridad a solicitar Licencia y  Facultad  conveniente y proponer los medios necesarios  para que tenga efecto la ejecución de dichas obras.

* Reconocido el lugar y emitido el informe, el 14 de marzo de 1769 el Concejo  solicitó del Real y Supremo Consejo de Castilla licencia para construir unas  nuevas Casas Capitulares. El 14 de junio de  1773, se recibía la oportuna licencia. De la traza del edificio, se hizo cargo el prestigioso arquitecto madrileño Ventura Rodríguez, que por entonces trabajaba en el Sagrario de la Catedral de Jaén. Manuel López, discípulo suyo sería el arquitecto que dirigió las obras, cuyo coste se elevó a 89.000 reales de vellón que se fueron pagando con los superávit  anuales de las Rentas de Propios.
Las nuevas Casas Capitulares fueron construidas entre 1773 y 1775, por los albañiles  Antonio Toribio y Juan de Huertas, vecinos de Porcuna y serían inauguradas a principios del año 1775, con la fisonomía que conservan en la actualidad.




TAMBIÉN ESTE DÍA…En 1880: el Ayuntamiento que preside D. Gabriel Espinosa y Salido,  acordaba otorgar un “Voto de Gracia” al buen comportamiento, celo y actividad desplegado por el Comandante del Puesto de la Guardia Civil de esta Villa D. José Ortiz Figueras y miembros del mismo,  en la guarda y custodia del término de la misma durante la recolección de la aceituna. Este celo ha reportado gran beneficio a los propietarios de esta Villa al habérseles librado de los robos que otros años se han verificado, procediendo por tanto con ceder este “Voto de Gracias” por el Ayuntamiento y que de este acuerdo se dé cuenta al Sr. Gobernador Civil de la Provincia para que por su conducto lo haga al Señor Jefe de la Comandancia Provincial a los efectos que haya lugar en justicia.

domingo, 21 de febrero de 2016

DE LA DESIGNACIÓN DE LOS OFICIOS DEL CONCEJO POR EL SEÑOR VIZCONDE EN 1728.

Tal día como hoy, un 21 de febrero de 1728, Don Gabriel de Ceballos Villegas y Villalobos, Vizconde  designaba los oficios del Concejo, que debían regir los destinos de su villa hasta el último día de diciembre de ese año.


Casa solariega del Vizconde



















Desarrollo de la Efemérides:
En la ciudad de Jaén a 21 de febrero de 1728, Su Señoría el Señor Don Gabriel de Ceballos Villegas, Caballero de la Orden de Santiago, Vizconde y Señor de la Villa de Los Villares y su Jurisdicción en vista de la proposición que por el Concejo, Justicia y Regimiento de su Villa se hace de personas para que elija y nombre las que le parezca para oficiales del Concejo de dicha Villa, nombra y elige los siguientes:
-Para Alcaldes, a Manuel Pérez y a Manuel de Campos Garrote.
-Para Regidores, a Pedro Moreno Armenteros y Francisco Esteban García.
-Para Alcalde de la Santa Hermandad, a Juan Alfonso de Molina.
-Para Síndico Personero a Juan Esteban García.
-Para Alguacil Mayor a Antonio García.

Y en la dicha forma Su Señoría hizo dicha nominación, de Alcaldes, Regidores y oficiales del Concejo de dicha Villa, desde hoy día de la fecha hasta el último de Diciembre para ejercer en sus oficios y por este nombramiento, el Concejo, Justicia y Regimiento actual de dicha mi villa, actuarán como oficiales de mi Concejo y se les tendrán por tales y guardarán y harán guardar su ejercicio según la forma que se le guarda=Don Gabriel de Ceballos Villegas y Villalobos.

Firma del título de nombramientos por el Vizconde  ante
el Escribano de Jaén D.Juan Antonio de Escobedo

*Como datos complementarios sobre los dos alcaldes ordinarios, Manuel Pérez y Manuel de Campos, podemos aportar que ambos eran personas de profundas raíces cristianas; el primero era devoto del Santísimo Sacramento, de cuya cofradía era Mayordomo allá por 1714  y el segundo, muy devoto la Virgen de los Dolores; en 1737 adquiría la imagen para la parroquia y posteriormente fundaba la Cofradía.  




TAMBIÉN ESTE DÍA…En 1936: Se reconstituía el Ayuntamiento de Los Villares, tras la elección popular, quedado constituido como sigue: Alcalde Presidente: D. Miguel Hidalgo García; Primer Teniente de Alcalde: D. Juan José Cabrera Medina; Segundo teniente de Alcalde: D. Juan Miguel Palacios Higueras.

sábado, 20 de febrero de 2016

DEL EDICTO SOBRE TALA DE LEÑA Y NOMBRAMIENTOS DE CARGOS EN 1759.

Tal día como hoy, el 20 de febrero de 1759, El Concejo y Justicia de Los Villares, publicaba y fijaba un edicto prohibiendo la tala de encinas y quejigos, bajo multa de 2 ducados y denuncia ante la Justicia.






















Desarrollo de la Efemérides:
En Los Villares el 20 de enero de 1759, los Señores Francisco Estaban García y Juan  Alfonso Malo de Molina, alcaldes Ordinarios;  Juan de Morales y Francisco García de Mena, Regidores; personas que componían el Concejo y  Justicia  acordaban los siguientes nombramientos:
-Receptor  y depositario de las Bulas de la Santa Cruzada para el presente año, a Francisco de Arroyo.
-Fieles apreciadores de los bienes del campo a Francisco García de Cárdenas y Tomás del Alcalde.
-Depositario de Penas de Cámara y gastos de Justicia a Juan del Águila.
-Por último acordaron el siguiente Edicto: “Qué ninguna persona sea osada de cortar encinas ni quejigos para leña ni otro fin siempre que no preceda autorización   de la Justicia con apercibimiento que encontrándose se denunciará conforme a derecho y además se le impondrá la multa de dos ducados de vellón”. Para lo cual se fijará el edicto en los lugares acostumbrados de la villa  (en la Fuente, esquina con la calle de la Tercia y en la plaza en la esquina de la Iglesia con la calle Sacristía).




TAMBIÉN ESTE DÍA…En 1753: Juan de Morales, Mayordomo de los Propios y Rentas del Concejo, pagaba 48 reales y 8 maravedíes que ha tenido de coste una portera de piedra para horno, por haberse hundido y quebrado la que tenía, la cual se trajo del lugar de Carchelejo, en la que se incluye la conducción y trabajo de ponerla y además.

viernes, 19 de febrero de 2016

DON ANTONIO GÓMEZ MALO DE MOLINA, Maestro y Sacerdote.

Tal día como hoy, el 19 de febrero de 1800, nacía en Los Villares D. Antonio Gómez Molina, maestro y sacerdote.


Semblanza:
Don Antonio Gómez Malo de Molina, nace en Los Villares el 19 de febrero de 1800. Hijo de D. Antonio Gómez Gardí, Maestro Sangrador y propietario y  de Dña. María de los Reyes Malo de Molina Armenteros. Es el mayor de siete hermanos, Manuel, propietario de una fábrica de jabón, María de la Paz, Juliana, Ana María, José Domingo, comerciante y Francisco Zoilo, veterinario.
Vivió su infancia en la plaza la villa donde tenían el domicilio sus padres. Bachiller en Filosofía y Maestro con título del Real y Supremo Consejo de Castilla, obtuvo la plaza de Maestro de primeras letras en Los Villares en mayo de 1825, plaza que solicitó al no haber en aquellos años ni maestro, ni escuela para los niños del pueblo, por lo que el Ayuntamiento hubo de habilitarle la Sala Capitular y comprarle el mobiliario y dotación de libros y material para su puesta en marcha. Se le asignó una dotación anual de 130 ducados, con el compromiso, por su parte, de impartir gratuitamente la enseñanza a los niños pobres, cobrando una pequeña paga al resto de los alumnos. 


Nombramiento de maestro

Sintiendo la llamada de Dios, comenzó  la carrera de Sacerdote, estudios que compartía con la profesión de maestro, hasta que siendo imposible compaginar estudios y escuela, el ayuntamiento le dio el cese como maestro.

Recibió el sagrado orden presbiterado en el año 1832. Su primer destino, en el año 1833, fue la Capellanía de Santa Cristina (Otiñar),  con la obligación de decir misa en ella todos los días festivos y domingos del año, por la que recibía una asignación de cinco reales por día.  En 1834 se le concede por el Obispo de la Diócesis,  el beneficiado de la parroquia de San Juan Bautista de Los Villares. Iniciada en ese tiempo una terrible plaga del cólera morbo asiática, a poco de iniciarse la plaga cae enfermo el Párroco  y a pocos días el cura, quedándose solo a cargo de la parroquia de un pueblo que tenía algo más de quinientos vecinos (unas dos mil almas), para la administración no sólo de los Sacramentos sino para dar sepultura a ocho o diez vecinos todos los días. Infectado de la cólera el único escribano de la villa, se vio precisado de que los moribundos le otorgasen sus últimas voluntades, por no haber persona alguna que quisiera aproximarse a las casas de ningún colérico, ejerciendo con felicidad empresa tan ardua y arriesgada sin otro premio que la gratitud de sus paisanos (de estos hechos existen pruebas documentales, en informes tanto del Ayuntamiento, como del Párroco de la Villa). Compaginó sus tareas del sacerdocio son el cuidado de sus padres ya septuagenarios, a quienes tuvo a su cargo hasta su muerte.
Vice-prior de la parroquia, en  1837, como responsable de la fábrica de la misma, hubo de inventariar los objetos sagrados susceptibles de ser incautados por la Desamortización de Mendizábal, si bien su habilidad, junto a la del párroco y la predisposición del las autoridades municipales, hicieron posible salvar de la incautación, el pequeño pero apreciable ajuar de vasos y enseres sagrados.
En junio de 1856, siendo Vice-prior de la parroquia, en base a una Circular de la Diócesis, sobre el estudio de las necesidades de cada una de las parroquias, elaboró un Documento-estudio de las necesidades parroquiales y situación social de los vecinos de la villa, consiguiendo que el Ayuntamiento, presidido por entonces por D. José del Alcalde y Cuberos, se comprometiese al pago de unas cantidades fijas y proporcionadas, sufragando así los derechos de estola,  -bautismos, bodas y defunciones-  de manera  que los feligreses no tuviesen que pagar nada por estos servicios.
En 1857, sufrió un intento de secuestro; los secuestradores lo retuvieron un tiempo pero la audacia de su criado, un ciego llamado Fermín, hizo que se abortarse el intento.
Persona muy querida y estimada en el pueblo, formó parte de innumerables comisiones benéficas que, como consecuencia de distintas tragedias a nivel nacional o internacional, se creaban para recaudar fondos en la villa. Así mismo, formó parte de las Juntas Locales de Enseñanza y de Sanidad durante varios años.


Casa en que fallece.
Casa en que nació.




















Don Antonio Gómez Malo de Molina, fallecía, de edema pulmonar, a las cinco de la mañana del día 22 de diciembre de 1876, en el número 12 de la calle del Arcediano (hoy  calle Jardín), tras una vida entregada a Dios y a sus paisanos.  Su muerte fue muy sentida en el pueblo, que acudió  en masa a la iglesia. Tras la misa funeral, el féretro fue trasladado al cementerio acompañado por los estandartes de las once cofradías que existían en la parroquia.

Sea esta semblanza, el reconocimiento y homenaje  a un villariego, desconocido para muchos, que ejerció su labor sacerdotal entregada por entero a favor de sus paisanos más desfavorecidos.

*Don Antonio Gómez Malo de Molina, es tío abuelo de D. Manuel Narciso Gómez Luque, el sacerdote, héroe de Cuba, al que el Rey Alfonso XIII, nombró Canónigo de Lugo, por "méritos de guerra".



TAMBIÉN ESTE DÍA…En 1875: El Ayuntamiento que preside, D. José del Trigo y Galabardo, ante la epidemia de viruela que afectaba al ganado lanar de la villa, creó una Comisión de inspección y control, integrada por el Sr. Concejal D. Santiago del Alcalde García, y los particulares D. Francisco Zoilo Gómez Malo de Molina, veterinario,  y D. José Ramírez Catena.
La primera medida tomada fue separar a todas las ovejas infectadas y concentrarlas en un lugar fijo y cercado donde pudiesen pastar sin contagiar al resto del ganado de la villa.


jueves, 18 de febrero de 2016

DEL NOMBRAMIENTO DE TOLDERO Y COMISIONADO DE LA SAL EN 1826

Tal día como hoy, el 18 de febrero de 1826, la Justicia y Ayuntamiento de Los Villares, nombraba toldero y comisionado de la sal a D. Antonio  Gómez Gardí, alcalde presidente del municipio.













Desarrollo de la Efemérides:
En Los Villares, un 18 de febrero de 1826, reunidos los Señores que componen la Justicia y Ayuntamiento de ella, acordaron nombrar toldero y comisionado que traiga el acopio de sal del presente año,  a D. Antonio Gómez Gardí, Alcalde presidente, para que se verifique sin el menor retraso y  no falte el preciso surtido a la población.

*Don Antonio Gómez Gardí, de profesión Maestro Sangrador, con titulo expedido por el Real Patronato de Cirujanato y Sangradores, de las facultades de Madrid de sangrador  y cirugía. Es hijo de Antonio Gómez Martínez, cirujano y de Catalina Gardí Carmona. Casado con María Reyes Malo de Molina Armenteros, de cuyo matrimonio tuvo  siete hijos: Don Antonio, sacerdote; Don Manuel, sangrador; Doña María de la Paz, Don José Domingo, comerciante; Doña Juliana, Doña Ana María y Don Francisco Zoilo Gómez Malo de Molina, veterinario.


TAMBIÉN ESTE DÍA…En 1737: el Concejo de Los Villares, nombraba a Vicente Cobo Depositario del Censo de Viñas y Olivares  plantados en las suertes de la Dehesa del Quejigar, propias de este Concejo, para cobrar el servicio ordinario y extraordinario del 41% con que cada año esta Villa sirve a Su Majestad a quien Dios le guarde.